Entradas recientes
Entradas destacadas

La tecnología es la clave


Interpretación, Fuente: BBVE-Ivie, La medición de la integración comercial en una economía globalizada

Como todos sabemos la economía española ha sido tradicionalmente muy vulnerable a los vaivenes que se producen en determinadas economías occidentales, especialmente la europea. Ello es debido a nuestra falta de diversificación como país exportador. Si queremos que la economía española mejore sus indicadores en cuanto a exportaciones, y por tanto conseguir una mayor estabilidad económica que se traduzca en ser menos dependientes de los ciclos de algunas economías, el informe de BBVA nos hace una recomendación, tenemos que establecer nuevos socios comerciales.

El estudio es muy positivo puesto que nuestro avance exportador, se cifra en un aumento del 53% para los últimos cinco años, lo que nos ha puesto a la altura de países de nuestro entorno (olvidemos a Alemania), sin embargo, es fruto de la “fidelización” de nuestras exportaciones con socios comerciales con los que ya tenemos relación, lo que representa un riesgo. Exportar a otras naciones, obedece a factores geopolíticos que hay que trabajarlos.

Se podría leer entre líneas que la productividad es lo que nos ha hecho más competitivos en exportaciones, esa productividad que se mide en horas trabajadas sobre PIB es una fuente de la que hemos podido beber hasta ahora, gracias a reformas laborales y ajustes salariales. Pero hay que hacer hincapié en que estas reformas y ajustes presentan un problema de emigración de capital humano que estamos también pagando, los más preparados optan por salir a mercados mejor remunerados. ¿Es esta productividad sostenible?

Si lo que pretendemos es que esta tendencia dure en el tiempo, debemos centrarnos en otra variable a tener en cuenta, y esta la encontramos en la presentación de Francisco Pérez, director de investigación del Ivie, la baja productividad del capital. Sobre esto habría mucho que hablar, tamaño de empresas, proyectos poco rentables, poca transferencia de conocimientos de la universidad a la empresa, la crisis inmobiliaria que todavía no ha sido digerida, un conglomerado de factores que complican la eficiencia del capital empleado. Aquí, desde mi punto de vista, es donde tenemos todavía muchísimo margen de mejora. Si queremos tener un crecimiento prolongado de exportaciones, tendremos que hacer nuestro capital más efectivo, seamos prácticos, avancemos en adquirir y mejorar las tecnologías que utilizamos, usemos mucho más Internet e invirtamos en formación e investigación. La clave, la tecnología.


Síguenos
Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square